encerau

3. La Lengua

Compartilhar é prova de amor

3. La lengua.

Las denominaciones de hablas o de fala son relativamente recientes puesto que éstas aparecen durante el transcurso del siglo pasado con los primeros estudios específicos llevados a cabo sobre este hecho lingüístico.

Consideramos que esta denominación se ha afianzado definitivamente porque a los falantes, cuando se nos pregunta sobre nuestra peculiar forma de hablar, decimos que assina falamus de sempris y principalmente porque aun pecando de reiterativos, es fundamentalmente de forma hablada como se ha venido transmitiendo esta lengua; de ahí la unanimidad para nombrarla.

Las personas de mayor edad, sobre todo un considerable número de falantis de Valverde del Fresno, todavía dicen que hablamos chapurraeo, chapurrao, chapurriau o chapurrau, incluso alguna vez se registró en este mismo pueblo el término cachipurrau.

Los medios de comunicación y la facilidad actual de acceder a la información han procurado que se vaya desplazando aquel primer sobrenombre peyorativo, frente a este nuevo de fala que, con el complemento de us tres lugaris (a fala dus tres lugaris), ha ido ganando terreno e imponiéndose en el territorio falante.

Como decíamos al principio, fueron los investigadores tanto extranjeros como españoles los que por unanimidad se refirieron a nuestra lengua como “hablas, fablas o fala”; siendo ésta última la que se ha popularizado hasta el punto de que la propia Comunidad Autónoma de Extremadura la declara Bien de Interés Cultural en el año 2001 nombrándola “A Fala.”

ÍNDICE  Texto perteneciente al trabajo del Grupo Xálima: A FALA DE XÁLIMA: VALVERDEIRU, LAGARTEIRU, MANHEGU. UN TESORO LUSO EXTREMEÑO. Publicado en el número 87 de la Revista del Seminario de                                                 Estudios Cacereños “alcántara.” Quinta época. enero-junio 2018.

Grupo Xálima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *